Dra. Isabel Alacan

Contáctame: +1 305-804-9497

ADOLESCENTES QUE SE CORTAN (SELF-CUTTING)

La autolesión es un tema que los jóvenes conocen, pero que muchas veces los padres ignoran. Esta consiste en hacerse un daño físico cómo método de alivio al sufrimiento por emociones negativas fuertes, además de otras razones.


La mayoría de las veces los adolescentes, se lesionan en las muñecas, los antebrazos, los muslos o el abdomen. Y generalmente usan manga larga para cubrir estas heridas. Si alguien se las descubre, inventaran excusas sobre como se lastimaron, por ejemplo, dirán que fue un accidente o que fue la mascota.

Generalmente esta conducta comienza en la adolescencia y puede continuar en la adultez. En algunos casos, hay antecedentes familiares de autolesión.

Los adolescentes se cortan por diferentes motivos. Algunos adolescentes empiezan a cortarse por influencia de otros compañeros. Pero para la mayoría, es un intento de interrumpir emociones fuertes que les resultan intolerables, como el dolor emocional de sentirse rechazados, la pérdida o el fin de una relación, o una angustia profunda pueden ser abrumadores para los adolescentes.

En ocasiones, la presión de ser perfectos o de estar a la altura de estándares inalcanzables, ya sean propios o impuestos por otros, pueden causar un dolor insoportable en ellos. Pueden haber sufrido un trauma, lo que puede causar períodos de adormecimiento emocional. Para ellos, cortarse puede ser una manera de comprobar si todavía pueden “sentir” algo aunque este algo sea DOLOR.

Algunos de los que se cortan han sido profundamente heridos por un trato severo o por situaciones que los han hecho sentir sin apoyo, impotentes, indignos o faltos de amor. Por lo general, no es un intento de suicidio. Aunque a menudo las infecciones o hemorragias que acompañan a estas lesiones les pueden ocasionar enfermedades o heridas graves.

Independientemente de los factores que pueden conducir a que un adolescente se autolesione, esta conducta no es una forma sana de manejar las emociones y presiones, por extremas que éstas sean.

Los padres que descubren que su hijo/a se está cortando, generalmente se perturban e inmediatamente se culpan y se sientes que han fallado como padres. Esta culpabilidad no ayuda a sus hijos. Traten de enfocarse en ayudarlos. Recuerde que el autolesionarse es una señal de problemas más serios.

La meta es tratar estos problemas emocionales profundos, para que el adolescente desarrolle maneras de lidiar con sus emociones y así no sienta la necesidad de cortarse.

Algunos consejos para los padres: lo que no deberían hacer y lo que deben hacer:

No:

  • NO Reaccione con ira.(esto puede empeorar la situación)
  • NO ignore el problema
  • NO Trate de buscar un culpable
  • NO trate de restringir a su adolescente todo el tiempo

Si:

  • Acepte que su hijo necesita ayuda
  • Tome el problema en serio. No lo tome a la ligera y piense que es solo el muchacho tratando de buscar la atención
  • Dele todo el apoyo a su hijo
  • Busque ayuda profesional para su hijo/a.

Los jóvenes necesitan una comunicación abierta con sus padres, necesitan su cariño y que usted se involucre en sus cosas, como la escuela, conocer sus amigos, etc. Trate de comprenderlos, recuerde que usted también pasó por esta etapa de transición y tuvo sus conflictos como cualquier otro adolescente.

0
Your Cart is empty